jueves, 21 de septiembre de 2017

ALIMENTOS QUE AYUDAN A PREVENIR EL ENVEJECIMIENTO

ALIMENTOS QUE AYUDAN A PREVENIR EL ENVEJECIMIENTO

Es algo que nos toca a todos: con el paso de los años, vamos envejeciendo y nuestro cuerpo ya no es el mismo, aunque tengamos un montón de vitalidad y ganas de vivir la vida con alegría. A veces, no todo es una cuestión de actitud, y es necesario cuidar nuestro cuerpo para no envejecer prematuramente. Por eso, no hay nada mejor que seguir una alimentación balanceada, poniendo énfasis en estos 10 alimentos que ayudan a prevenir el envejecimiento.

Bayas
Las bayas son deliciosas, y hay gran variedad de ellas: fresas, moras, frambuesas, arándanos. ¿Por qué son importantes en tu dieta? Porque tienen gran cantidad de antioxidantes, como los flavonoides y las antocianinas, que promueven la salud de las células y protegen contra las enfermedades. El segundo grupo, encontrado en las bayas de colores más oscuros, es especialmente importante para cuidar al cuerpo del cáncer y la diabetes. También ayudan a revertir el daño neuronal, mejoran la memoria, reducen la inflamación y ayudan en problemas del sistema urinario.
Además, tienen gran cantidad de vitaminas, especialmente vitamina C -buena para la piel, especialmente para protegerla del cáncer-.

Chocolate negro
El envejecimiento se ve a través de la piel, especialmente si la exponemos a menudo a los rayos ultravioletas del sol. Pero al comer o beber chocolate negro, estamos indirectamente protegiendo a nuestra piel del sol y sus efectos dañinos.
El chocolate también tiene una gran capacidad antioxidante, que ayuda a reducir la inflamación de la piel dañada por el sol, también mejora la circulación sanguínea -lo que hace que la piel se repare antes-.

Legumbres
Las legumbres son conocidas como “super alimentos”, ya que tienen un montón de propiedades para mejorar la salud. Son una fuente importante de proteína, fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales -especialmente vitamina B, hierro y potasio-.
Algunas legumbres contienen inhibidores de la proteasa y genisteína, ambos ayudan a proteger contra el cáncer, especialmente de mama y de próstata.

Pescado
Comer pescado -especialmente atún, sardinas y salmón- provee al cuerpo de omega-3, que ayuda a proteger al cuerpo contra enfermedades del corazón reduciendo la inflamación, las arritmias y bajando la presión arterial.
Además, es una fuente de proteínas sin grasas saturadas.

Vegetales
Los vegetales son una fuente natural de antioxidantes, reduciendo la cantidad de radicales libres y el envejecimiento de nuestro cuerpo. Los vegetales verdes y de hoja suelen ser los que más antioxidantes contienen. También son buenos para la salud, ya que contienen una gran cantidad de nutrientes: vitaminas A, C, K y E, y minerales, que mejoran el sistema inmune.
Una dieta rica en verduras puede prevenir enfermedades cardiovasculares, bajar la presión y el colesterol y reducir la posibilidad de cáncer de estómago y colon.

Nueces
Las nueces tienen gran cantidad de proteínas, ácidos grasos no saturados, omega-3, vitamina E -que ayuda a prevenir el daño celular-, potasio -que baja la presión arterial- y calcio -mantiene los huesos fuertes-.

Vino tinto
Los antioxidantes y nutrientes en el vino tinto son especialmente buenos para el corazón, protegiendo venas y arterias y previniendo los problemas de corazón. Además, el vino contiene resveratrol, un poderoso anti-edad que previene los coágulos de sangre, el riesgo de cáncer, reduce la inflamación y baja los niveles de colesterol malo.
El alcohol en moderación ayuda a reducir los coágulos sanguíneos, bajar el colesterol malo y aumentar los niveles del bueno.

Granos enteros
La fibra contenida en los granos enteros es buena para el sistema digestivo, ayudando a la correcta eliminación de los residuos, lo que permite mejorar la salud. También permite controlar nuestro apetito y mantener los niveles de azúcar bajos. Además, tienen un montón de vitaminas y minerales que reducen las posibilidades de enfermedades del corazón y diabetes.

Ajo
El ajo baja el colesterol y reduce la presión arterial, previene la inflamación y mantiene las células saludables. Además, mejora el funcionamiento del sistema inmune, previene infecciones, y tiene propiedades anti virales y anti bacterianas. Por si fuera poco, reduce el crecimiento de las células cancerígenas, especialmente en el estómago y los intestinos. Por eso, el ajo es conocido como uno de los alimentos más sanos.

Aguacate
El aguacate tiene propiedades antiedad ya que es una fuente de vitamina E, potasio, antioxidantes y grasas monoinsaturadas. De esta forma, el consumir aguacate a menudo ayuda a mejorar el aspecto de la piel, bajar el colesterol y la presión, reducir las posibilidades de ataque al corazón y osteoporosis.



La imagen puede contener: texto

10 CONSEJOS PARA MANTENER LA CALMA

10 CONSEJOS PARA MANTENER LA CALMA

Hay ocasiones en las que parece que todo va mal. Como reza el refranero español “las desgracias nunca vienen solas” y muchas veces sentimos que eso se confirma en nuestras vidas.

Pero no todo va mal, hay algo que va bien, y es que tú sigues siendo tú mismo, sigues teniendo un cerebro que puede ayudarte a solucionar o controlar, al menos en parte, la situación que estás viviendo. Perder la calma no es una opción, es necesario mantenerse tranquilo y relajado en la medida de lo posible y mantener la cabeza fría.

Para eso aquí van algunos consejos para que puedas poner en práctica cuando sientas que todo va mal, léelos con tranquilidad e intenta llevarlos a cabo.

1. Identifica las señales de tensión en tu cuerpo

Será importante que te fijes en qué te dice tu cuerpo cuando estás ante una situación complicada. Es posible que sientas cómo se tensan los músculos, cómo se acelera tu respiración o tu corazón o, incluso, cómo sube tu temperatura corporal.

Cada persona tiene unas señales diferentes. Debes saber identificarlas cuando aparezcan para estar preparado para poder llevar a cabo los consejos siguientes.

2. Respira hondo

El control de la respiración es indispensable para mantener la calma. Cuando estamos bajo presión, con un alto nivel de estrés, respiramos más superficialmente ya que el cuerpo está preparado para el ataque o la huida.

Concéntrate en la respiración e intenta que sea más profunda y más calmada. Haz una inspiración profunda, aguanta el aire unos 5 segundos y expúlsalo lentamente. Repítelo tantas veces como sea necesario y verás cómo las señales de tensión de tu cuerpo se van reduciendo.

3. Concéntrate en otra cosa

Ante las situaciones complicadas, muchas veces nos encontramos con que no podemos parar de pensar continuamente en ello, e intentamos evitarlo, pero cuanto más lo evitamos, más nos viene a la mente. ¡No pienses en un elefante rosa! Y aparece como por arte de magia en tu cerebro. Intentar no pensar en algo es pensar en ello.

Así que no intentes no pensar en el problema, simplemente, concéntrate en otra cosa. Visualiza un paisaje en tu mente, escucha música, mira por la ventana, conéctate a internet y mira vídeos de gatitos o coge un buen libro de esos que enganchan y lee.

4. Muévete

Psicólogos onlineActivar tu cuerpo físicamente hará que toda la energía y la tensión que has detectado en tu cuerpo se concentre en una actividad productiva.

Salta, baila, practica golpes de boxeo (contra un objeto no animado, por favor), corre, haz natación o simplemente sal a caminar. La actividad física calma la ansiedad y relaja el cuerpo y la mente.

5. Mastica un chicle

Para muchas personas comer es una solución para rebajar los niveles de estrés o de nervios. Como no queremos solucionar un problema y crearnos otro (depende de lo que comas puedes acabar con tu dieta en un momento), lo más recomendable es mascar un chicle sin azúcar.

Para que funcione mejor debes hacerlo de forma consciente, haz mordidas lentas, saboreando el gusto del chicle y notando cómo este se mueve por tu boca. Con este ejercicio, además, estarás focalizando tu atención fuera del problema.

6. Juega

Seguro que hay algún juego que te gusta: un solitario de cartas (real o virtual), un videojuego que te permita tener la mente en blanco (a mí me funciona muy bien el mítico Tetris), un juego de grupo en el que tengas que correr (aunque parezca un juego de niños, el pilla-pilla es un juego muy divertido que te hace estar activo y reír al mismo tiempo)…

Da igual el juego que elijas, pero juega. Jugar nos conecta con nuestra infancia y nos relaja porque es un momento en el que nos dedicamos a nuestro disfrute y placer y conseguimos olvidarnos de lo que nos ocupa durante un rato, al menos.

7. Utiliza el sentido del humor

Siempre. El sentido del humor es básico para llevar una vida plena, feliz y divertida. Pero en las situaciones complicadas todavía más, intentar sacarle el punto humorístico puede hacer que se relajen las tensiones. No es fácil, pero se puede conseguir.

Por ejemplo: piensa qué pasaría si hubiera una cámara grabándote y fueras el protagonista de una serie de humor. Todo esto que te está pasando ahora formaría parte de un guión humorístico, seguro que serás capaz de sacarle el punto divertido. Ríete de ti mismo.

8. Tómate un tiempo para responder

Has identificado que tu cuerpo está en tensión, que tu corazón está acelerado, pero no puedes huir de la situación por el motivo que sea. Bien, sobretodo, no respondas. Ahora no. Ahora tu cerebro está bajo la influencia directa de un montón de neurotransmisores alterados por el estado de tensión en el que estás.

Permítete tomarte un tiempo (sean 5 minutos o 5 días) para dar una respuesta o una solución a la situación. A medida que pasen los minutos, las horas, los días, será mucho más fácil pensar objetivamente y encontrar la mejor manera de resolver la situación.

9. Habla con alguien que no tenga nada que ver con la situación

A veces hablar con alguien que no sólo no tenga nada que ver con la situación, sino que desconozca el tema o a las personas que forman parte de él, es una buena manera de llegar a alguna conclusión.

Puedes llamar a un amigo que no esté implicado en la situación, hablar con un familiar o bien acudir a un profesional. Todos ellos te podrán dar puntos de vista externos que te podrán ayudar a sobrellevar mejor la situación.

10. Piensa qué haría alguien a quien admiras

Si nada de lo anterior te ha servido para mantener la calma, prueba con esto. Piensa en aquella persona que crees que siempre está calmada, aquella persona que a pesar de los reveses de la vida siempre tiene una sonrisa en la cara. ¿La has localizado? Bien, pues piensa qué haría ella en esta situación. ¿Cómo actuaría? ¿Qué diría? ¿Qué pensaría?

Ahora hazlo tu. Actúa, habla y piensa como lo haría esa persona, verás que las cosas son más fáciles así.

Y cuando haya pasado el momento crítico…

Psicólogos onlineFelicítate por haber mantenido la calma: lo has hecho bien, y la próxima vez lo harás mejor.
No guardes rencor: no vale la pena. Lo hecho, hecho está, y el rencor sólo te llevará a sentirte mal por más tiempo. Cuanto antes pases página, mejor.
Reflexiona sobre lo que has aprendido de ti mismo: mantener la calma exige un gran conocimiento de uno mismo, y un gran autocontrol, todo esto lo has aprendido gracias a esta situación complicada que te ha tocado vivir. Reflexiona sobre lo que has aprendido y aplícalo en la próxima ocasión que tengas la oportunidad de hacerlo.
 — con Lenil Milena Blanco Seiler.


No hay texto alternativo automático disponible.

LESIONES TRAUMATICAS


LESIONES TRAUMATICAS

Evidentemente son los traumatismos que provocan lesiones en las articulaciones óseas o en los elementos que las componen:

Esguince
es la separación momentánea de las superficies articulares, que producen la distensión de los ligamentos.

Se caracterizan por:
Dolor intenso.
Inflamación de la zona.
Impotencia funcional más o menos manifiesta; imposibilidad de realizar movimientos habituales de esa articulación.
Primeros auxilios en caso de esguince:
Inmovilizar la articulación afectada mediante un vendaje compresivo.
Elevar el miembro afectado y mantenerlo en reposo.
Aplicar frío local.
Valoración de la lesión por personal facultativo.

Luxación
es la separación permanente de las superficies articulares. Sus síntomas son:
Dolor muy agudo.
Deformidad (comparar con el miembro sano), debida a la pérdida de las relaciones normales de la articulación.
Impotencia funcional muy manifiesta.
Primeros auxilios en caso de luxaciones:
Inmovilizar la articulación afectada tal y como se encuentre.
NO reducir la luxación.
Traslado a un centro sanitario para su reducción y tratamiento definitivo por personal facultativo.

Los traumatismos óseos
Fractura: es la pérdida de continuidad en el hueso. Es importante tener en cuenta algunos factores:
Según su gravedad:
Cerradas: la piel permanece intacta (no hay herida).
Abiertas: originan rotura de la piel (hay herida próxima al foco de la fractura).

De cara a su posterior inmovilización:
Alineadas: los fragmentos óseos no se han movido.
Desplazadas: los fragmentos óseos se desvían por las tensiones musculares.
Síntomas de las fracturas:
Dolor que aumenta con la movilización de la zona.
Deformidad, desdibujo, (según el grado de desviación de los fragmentos), acortamiento, etc.
Inflamación y amoratamiento.
Impotencia funcional acusada.
Complicaciones:
Posibilidad de lesión en las partes blandas adyacentes: vasos sanguíneos, nervios, etc.
Hemorragia y shock hipovolémico, por la lesión de los vasos.
Infección (fracturas abiertas) por la herida.
Mucha atención: Las personas mayores suelen caer al suelo sin causa aparente. Siempre debe sospecharse de que la existencia de una fractura de pelvis (cadera) ó del fémur es la causante de la caída. Por lo tanto, antes de incorporarla inmediatamente, debemos asegurarnos de la existencia de dicha lesión. A veces, sus síntomas son difusos, pudiendo aparecer dolor en la rodilla, en la ingle, o, simplemente, no hay dolor inicial. La fractura se detecta mediante dolor en la palpación profunda del glúteo.

Primeros auxilios en caso de fracturas:
NO movilizar al accidentado si no es absolutamente necesario (riesgo de incendio, etc.) para evitar agravar la fractura.
Retirar anillos, pulseras y relojes (en caso de afectar la extremidad superior).
Explorar la movilidad, sensibilidad y pulso dístales.
Inmovilizar el foco de la fractura (sin reducirla), incluyendo las articulaciones adyacentes, con férulas rígidas, evitando siempre movimientos bruscos de la zona afectada o moviéndola, de ser necesario, en bloque y bajo tracción.
Traslado a un centro sanitario para su tratamiento definitivo, con las extremidades elevadas (si han sido afectadas), una vez inmovilizadas.
Cubrir la herida con apósitos estériles en el caso de las fracturas abiertas, antes de proceder a su inmovilización y cohibir la hemorragia (en su caso).
Principales inmovilizaciones
En la extremidad superior:
En cabestrillo, con pañuelos triangulares o la ropa de la propia víctima.

En la tibia y peroné:
Con férulas rígidas a ambos lados y acolchamiento de los laterales.
Con la otra pierna y acolchamiento intermedio.

De rótula:
Con una férula rígida situada en la parte posterior y acolchamiento.

De fémur:
Con férulas rígidas a ambos lados y acolchamiento de los laterales. La férula externa ha de llegar más arriba de la cintura que permita atarla en la pelvis y en el abdomen.

Traumatismo de cráneo y cara

Son especialmente importantes, ya que dependiendo de su intensidad, pueden afectar al Sistema Nervioso Central localizado en la cavidad craneal.

Síntomas:
Alteración del estado de consciencia: A-V-D-N.
Salida de sangre o líquido transparente (cefalorraquídeo) por los orificios naturales (oídos, nariz).
Aparición de hematomas periorbitarios o en apófisis mastoides.
Alteraciones en el tamaño y simetría de las pupilas.
Presencia de vómitos.
Dolores de cabeza.
Primeros auxilios:
Manipular con sumo cuidado a la víctima, manteniendo en bloque el eje cabeza-cuello-tronco.
Mantener la permeabilidad de la vía aérea, con control de la columna cervical.
Vigilar las constantes vitales con frecuencia.
Traslado urgente a un centro sanitario, en posición lateral de seguridad, si la víctima está inconsciente (esta maniobra requiere mucha destreza y hay que realizarla entre varias personas).

Traumatismos de la columna vertebral
Son lesiones traumáticas que afectan a uno o varios de los huesos o articulaciones que componen la columna vertebral implicando a la médula espinal.
Los mecanismos de producción más frecuentes son:
Caídas sobre los pies desde gran altura.
Caídas sobre los glúteos o sentado.
Golpes directos sobre la columna vertebral.
Movimientos violentos del cuello ("latigazo").
Su importancia radica en que pueden originar la compresión (parcial o total) de la médula espinal.

NO mover al paciente; en caso de ser necesario, mantener en bloque el eje cabeza-cuello-tronco (esta maniobra requiere muchísima experiencia y debe realizarse entre varias personas).
Inmovilizar al paciente antes de proceder a su traslado.
Trasladar sobre una superficie rígida y plana.
Vigilar las constantes vitales periódicamente.

Politraumatismo
Se trata de un paciente que a consecuencia de un traumatismo, presenta lesiones en más de un órgano, aparato o sistema, que le pueden suponer un riesgo vital.
Las lesiones más frecuentes suelen afectar al cráneo, columna vertebral, tórax, abdomen y extremidades, predominando fundamentalmente las fracturas, hemorragias, heridas y quemaduras.

Primeros auxilios:

Es necesario efectuar de una manera rigurosa la evaluación inicial de la víctima (exploración primaria y secundaria) al objeto de:
Determinar el alcance de las lesiones.
Establecer las prioridades de actuación.
Adoptar las medidas necesarias en cada caso.
Asegurar el traslado de las víctimas a un centro sanitario, en condiciones adecuadas (superficie rígida y plana).


No hay texto alternativo automático disponible.

¿ VEGETARIANO O CARNÍVORO ?

 VEGETARIANO O CARNÍVORO ?

Vegetariano o carnívoro? Este es uno de los debates más controvertidos, fluidos y emocionalmente intensos en relación a la alimentación. Una de las razones es la amplia gama de temas que abarca, que aún hoy se encuentran sin resolver: la salud, la nutrición, las preocupaciones ambientales, el bienestar animal y la ética.

Hellofood, una plataforma online para realizarpedidos de delivery de comida, recopiló datos para averiguar cuáles son los pros y contras de ser vegetariano o carnívoro. Hay diversos puntos de vista: unos representan firmemente un lado y otros toman otra postura, y algunos piensan que la respuesta está en algún lugar en el medio; que los seres humanos son omnívoros y está en su naturaleza comer tanto carne como vegetales.

Ética

Para los vegetarianos no es ético comer carne cuando hay otras opciones disponibles, ya que hay diversos estudios científicos que demuestran que los animales son seres sensibles que experimentan emociones, tienen sentimientos y pueden desarrollar relaciones sociales.

En cambio, para los carnívoros comer carne es una parte natural del ciclo de vida. Los seres humanos fuimos creados por la evolución para comer carne y demás alimentos derivados de los animales. Además, las plantas también tienen emociones ya que se comunican, responden y crean comunidades.

Biología

En el punto de vista de quienes no comen carne de animales, la anatomía humana evolucionó para poder seguir una dieta básicamente vegetariana. Los seres humanos carecen de algunas características esenciales que tienen los carnívoros. La boca y los dientes son planos y cortos, lo cual es más apropiado para alimentos fibrosos. Los intestinos son largos y esto facilita la digestión de vegetales. El hígado no puede purificar fácilmente el exceso de la vitamina A que se obtiene al comer carne.

Pero, para los carnívoros comer carne es una parte esencial de la evolución humana desde hace más de 2,3 millones de años. La carne fue una de las razones por las cuales los seres humanos pudieron desarrollar su cerebro e inteligencia.

Salud

Para los veggies, una dieta vegetariana brinda una nutrición completa y beneficios saludables, ya que puede satisfacer las necesidades proteicas, proveer todos los aminoácidos esenciales y mejorar la salud. Estudios demostraron que una dieta vegetariana reduce el riesgo de contraer varias enfermedades y puede también brindar todas las vitaminas, nutrientes y minerales necesarios.

Quienes comen carne determinan que la carne es increíblemente nutritiva: contiene proteína de alta calidad y nos proporciona creatina, la cual forma una reserva de energía en los músculos y el cerebro. Las vitaminas A, B y D son buenas para la visión y para los músculos y huesos de los dientes, y también ayudan a mantener el sistema nervioso central y la salud de la piel.

Medio ambiente

Según los que no comen carne, ser vegetariano puede tener un gran impacto positivo en el planeta: protege el suelo, preserva el agua, ahorra energía y purifica el aire. Al mantener una dieta vegetariana, se puede reducir la cantidad de tierra y recursos de aceite que se consumen, y disminuir la huella de carbono en el medio ambiente.

Pero, para los que sí la consumen, la integridad medioambiental requiere de patrones como el consumo de carne, ya que este es el principio fundamental de la salud ecológica. No existe ningún vegetal que no dependa del estiércol de animales o peces para su fertilidad. Una gestión adecuada de los animales es la mejor manera de detener el cambio climático y la desertificación.

Elección

Los vegetarianos dicen que “uno es lo que come”. Para ellos ser vegetariano o vegano solía ser un compromiso alternativo, pero ya no es así. La idea del adagio “uno es lo que come” está realmente fundada y ser vegetariano no se trata solo de una elección dietaria sino de una visión de la vida.

Por su lado, para los carnívoros, el vegetarianismo es una estrategia de marketing, ya que las etiquetas como “de campo” o “natural” están más relacionadas con una moda pasajera que con mejorar nuestros alimentos de una forma significativa. En muchas partes del mundo, el vegetarianismo no es una opción viable ya que en algunos casos puede resultar muy costoso alimentarse sin comer carne animal.
 — con Carlos B. Kletzl.


La imagen puede contener: texto

DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER


DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER

El 21 de septiembre se conmemora el día mundial del Alzheimer, fecha elegida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de Alzheimer.
En 1907 el médico neurólogo alemán Aloís Alzheimer presentó la sintomatología de su paciente, quien sufría de graves problemas de memoria y otras neuropatías. Sus reflexiones lo llevaron a postular: “La enfermedad comienza insidiosa, con debilidad, dolores de cabeza, vértigos, e insomnio suave. Irritabilidad y pérdida severa de memoria. Los pacientes se quejan amargamente de sus síntomas. La enfermedad se asocia ocasionalmente a un ataque apoplégico repentino seguido por hemiplejia. La pérdida progresiva de memoria y de la mente aparece más adelante, con los cambios repentinos del humor, fluctuando entre la euforia suave y el hypchondriasis exagerado; la enfermedad conduce al estupor y al comportamiento infantil. Las características se diferencian de pacientes con parálisis general, por un patrón organizado del comportamiento y por la capacidad general del razonamiento”
En un futuro próximo, según estudios de la OMS, las personas que serán diagnosticadas con la enfermedad descripta por el médico alemán se incrementarán. Se estima que para el año 2030 65.7 millones de personas sufrirán esta afección, duplicando el número en tan solo veinte años. Esto tiene un porqué, la causa más evidente es el aumento constante de la esperanza de vida.
Los avances en la investigación clínica han mostrado que 20 años antes de presentarse esta alteración de forma radical comienza a evidenciarse una etapa presintomatológica. Comprender estas señales podrían ayudar a un mejor diagnostico / tratamiento.
Las enfermedades cardiovasculares están ligadas fuertemente con las afecciones neurocognitivas. El Dr. Augusto Vicario, ex presidente de la Sociedad de Cardiología de Buenos Aires, miembro del Comité ejecutivo del Programa Nacional de Alzheimer, postula una serie de ítems a tener presente: 1) los pacientes con hipertensión y daño vascular cerebral tienen mayores probabilidades de padecer demencia; 2) el alzhéimer es más frecuente en pacientes con factores de riesgo y enfermedad vascular que los casos de demencia vascular; 3) la asociación de la patología vascular cerebral con la enfermedad neurodegenerativa condiciona un deterioro cognitivo mayor; 4) investigaciones recientes mostraron que controlando los factores de riego vasculares en personas diagnosticadas con alzheimer contribuye en forma favorable a que la declinación cognitiva sea más lenta. Por lo tanto “factores de riesgo, tales como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia y la diabetes, que dañan la salud vascular, contribuyen a precipitar, agravar y empeorar el pronóstico de las demencias”. Los problemas vasculares deterioran las arterias cerebrales por tal motivo una prevención primaria y secundaria sólida a partir de los 50 años podría ayudar a evitar padecer la enfermedad a futuro.
No se debe esperar una droga que disminuya los padecimientos de la enfermedad, por el contrario, el Estado como los profesionales médicos deben intervenir en la prevención. Los factores genéticos, los depósitos de amiloide cerebral y la edad no son controlables, pero el diseño de políticas sanitarias con sustento, y cambios en la reflexión médico – paciente impactarán en el número de personas con probabilidades de padecer alzheimer.
La conclusión Vicario es “no podemos restringir nuestro esfuerzo contra la enfermedad de alzheimer a la simple espera de una droga que cure (que por cierto es necesaria), sino que nuestra razón de fin debe enfatizar la promoción y prevención de la salud vascular”
 — con Ana Maria Montiel.

La imagen puede contener: 1 persona, texto

ACEITE DE OLIVA, BENEFICIOS DEL ORO LIQUIDO

ACEITE DE OLIVA, BENEFICIOS DEL ORO LIQUIDO

En las últimas décadas del siglo pasado, diversos estudios han comprobado las cualidades nutricionales del aceite de oliva y han confirmado que su consumo influye positivamente en la prevención de la aterosclerosis, protegiendo así frente a las enfermedades cardiovasculares. Pero esta es tan solo una de las numerosas virtudes del llamado oro líquido. Aquí te presentamos algunos de los beneficios que el aceite de oliva puede aportar a tu organismo

Beneficios del aceite de oliva para la salud
Previene las enfermedades cardiovasculares: los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva virgen, especialmente el ácido oleico, contribuyen a reducir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), mientras que aumentan los de colesterol HDL, o colesterol bueno, incrementan la vasodilatación arterial, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo la presión arterial.
Favorece la función digestiva y reduce la secreción ácida gástrica, protegiendo frente a las enfermedades gastrointestinales.
Ayuda a combatir el estreñimiento, por tener un suave efecto laxante, y mejora la absorción intestinal de los nutrientes.
Disminuye la incidencia de complicaciones en los pacientes con diabetes mellitus tipo II. Un elevado consumo de grasa saturada conduce a sobrepeso y obesidad, importantes factores de riesgo para la aparición y empeoramiento de esta enfermedad, por eso las recomendaciones nutricionales para personas con diabetes tipo II, aunque individualizadas según las características del paciente, suelen incluir la dieta mediterránea y el consumo de ácidos grasos monoinsaturados, sobre todo ácido oleico.
Contribuye a una correcta mineralización de los huesos, y a su desarrollo. Es, pues, muy importante, que esté presente en la dieta de los niños durante el crecimiento, y también en la edad adulta para limitar la pérdida de calcio que se produce durante el envejecimiento, y que puede desembocar en patologías como la osteoporosis.
Desempeña un papel protector frente al estrés oxidativo celular por su elevado contenido en antioxidantes fenólicos, como la vitamina E.
Aumenta la longevidad, al reducir las muertes por enfermedades cardiovasculares y cáncer. Los resultados obtenidos en diversos estudios científicos han demostrado una menor incidencia de varios tipos de cáncer en países mediterráneos (los principales consumidores de aceite de oliva) en comparación con países del Norte de Europa y Estados Unidos. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el cáncer de mama, relacionado con el consumo de grasa saturada de origen animal.


La imagen puede contener: texto